AECID ECUADOR AECID ECUADOR AECID – Ecuador

8M “Las mujeres podemos liderar y hacerlo bien, pero aún hay mucho por hacer” Mariana Paucar, FOCASH

Mariana Paucar, Administradora de la FOCASH 

El empoderamiento económico de las mujeres es un elemento esencial para la transformación de las estructuras generadoras de desigualdad. La Cooperación Española incorpora el enfoque de Género en Desarrollo como un eje transversal del trabajo en desarrollo económico.  

El Desarrollo Económicos Sostenible es una prioridad sectorial del trabajo de la Cooperación Española en Ecuador. ONGD como CODESPA canalizan buena parte de los esfuerzos en este sector, trabajando con organizaciones campesinas como las agrupadas en la FOCASH en Sucumbíos, entidad de la que Mariana Paucar es Administradora. 

¿De dónde eres?  

Soy de la provincia de Sucumbíos, cantón Shushufindi, Precooperativa 18 de noviembre… Vivo en mi bella amazonia desde que nací.  Mis padres son Lojanos, pero desde que se casaron emigraron al oriente.  

¿En que trabajas? 

Actualmente soy administradora de la Federación de Organizaciones Campesinas de Shushufindi “FOCASH”  

Además, me gusta participar en procesos socio organizativos, compartir mi experiencia obtenida en mis 5 años de trabajo con las organizaciones. 

¿Las brechas que has tenido que enfrentar al ser mujer? 

Considero que al ser mujer es un reto complicado que   día a día tenemos que demostrar que las mujeres no servimos solo para parir sino más bien somos muy comprometidas en cualquier actividad que nos comprometemos en realizar.  

En la mayoría de texto las mujeres somos discriminadas y minimizadas porque toman al hombre como referencia de la existencia de la vida.  

 ¿Qué dificultades has tenido en temas de formación?  

Al empezar a prepararme académicamente siendo una mujer lo primero que criticaron desde mi   propia familia fue “para que desperdiciar dinero en educación de una mujer que a lo mucho se casara y será dependiente del marido”.  Afortunadamente mi padre y madre confiaron en  y me apoyaron logrando ser actualmente Tecnóloga en Agroforestal. 

¿En el trabajo? 

Estar rodeada con hombres e incluso asumir un cargo que era de un hombre el inicio fue muy duro demostrar que al ser mujer y joven si podía contribuir con el crecimiento de la Federación. Sin embargo, y como resultado del arduo trabajo realizado sin ningún horario e incluso sin sueldo remunerado, he logrado ganarme el respeto y confianza de mis socios, clientes.  

Mis amigos y amigas de la Universidad me decían que estoy loca trabajando muy duro y gratis, Yo les respondía que ya estaba enseñada a estar chira (sin dinero) y ahora me siento orgullosa ya que con mis conocimientos puedo ayudar a mucha gente y que esa sensación para mí es suficiente y vale mucho.  

¿Como te sientes de dirigente de la organización? 

Es complicado que una mujer se empodere y que le dejen liderar realmente cuando normalmente es un muy mundo de hombres, pero apasar el tiempo se dan cuenta que las mujeres si podemos liderar y hacerlo bien. Sin embargo, el machismo esta tan naturalizado que sienten que una mujer está prosperando hacen comentarios que al final me han puesto a pensar que hice mal o porque me dicen esto siendo compañeros de lucha, compañeros presidentes que han mirado mi trabajo.  En una conversación un dirigente dijo “Mariana solo sirve para tomarse fotos”, es allí cuando pienso que aun toca mucho por trabajar porque un dirigente que exprese eso significa que las mujeres de su organización para El solo sirven para la foto, son utilizadas de relleno, cuando realmente nosotras las mujeres somos el pilar fundamental de todo.  

¿Qué opinas del aporte del emprendimiento de las mujeres al desarrollo del país? 

 Nosotras las mujeres somos casi unas Diosas, porque nos organizamos para el trabajo productivo y reproductivo e incluso nos alcanza tempo para realizar alguna actividad que nos guste y de allí salen los mejores emprendimientos pero que lastimosamente por falta de apoyo algunos se han quedado en unos bellos sueños.  

¿En cuanto a los retos de futuro? 

El reto es que la sociedad nos valore y reconozca la existencia de la mujer y que nos dejen libres para poder demostrar de todo lo que somos capaces de realizar. 

Continuar con procesos de capacitación debido que es la mejor armar para destruir este machismo.   

¿En qué te ha apoyado el proyecto de AECID? 

Agradezco a la fundación Codespa  y ACID por permitirme fortalecer mis conocimientos en género y administración de empresas, permitiéndome cada día tener mejores herramientas para continuar plasmando el sueño de ser líderes en comercialización asociativa en Sucumbíos , también  el apoyo recibido al nuevo grupo creado de mujeres y jóvenes denominado “La Esperanza de FOCASH”, que están dedicadas a dar valor agregado a las materias primas de nuestra federación, actualmente ofertamos la barra de chocolate, coctel de café, cacao, artesanías, pan y derivados de soja.  

 

Compartir

Suscríbete a nuestro Boletín

Twitter