AECID ECUADOR AECID ECUADOR AECID – Ecuador

“Modelos de gestión consensuados, acompañamiento comunitario constante y otros aprendizajes del trabajo con las poblaciones de la microcuenca Bolo Pamar (Sigsig)”

IMG_3918

Azuay. Cooperación descentralizada.

El proyecto «Desarrollo sustentable de las poblaciones asentadas en la microcuenca Bolo Pamar del Sigsig, Ecuador», ejecutado por la Fundación Ecológica Rikcharina en coordinación con Ayuda en Acción e Intermón Oxfam yfinanciado por la Generalitat Valenciana, está finalizando.

Sus componentes perseguían la mejora productiva agroecológica, la institucionalización de sistemas de comercialización cantonal agroecológica y el fortalecimiento de las organizaciones campesinas y su capacidad de cabildeo en gobiernos locales del cantón Sigsig.

En su ejecución, se han consensuado modelos de gestión eficaces para compartir visiones interinstitucionales que han permitido situar los esfuerzos organizativos centrales y trabajar hacia su sostenibilidad desde el inicio. En ese sentido, el comité de seguimiento trimestral conformado por las tres organizaciones y representantes comunitarios, ha promovido la construcción de una visión colectiva del proyecto, la atención al estado de ejecución, la mutua rendición de  cuentas de los roles y responsabilidades comprometidos, la identificación de dificultades y la toma de acuerdos al respecto.

Al mismo tiempo, la contraparte ha sabido nutrir de abajo a arriba, a través de sus prácticas de acompañamiento, tanto el seguimiento como la reflexión: acompañaba y conocía al detalle qué estaba pasando en terreno, qué dificultades se estaban presentando en cada momento, etc. Este proceso de cercanía, respeto y posicionamientos de trabajo caracterizados por un acompañamiento comunitario constante, constituyen factores clave para el éxito de la intervención. Además, el proyecto se enmarca en una estrategia institucional más amplia, puesto que la Fundación Ecológica Rikcharina ya disponía de presencia en 2 de las 7 parroquias del cantón Sigsig desde hace 16 años.

Entre las tres organizaciones participantes, ha destacado el entendimiento compartido de apoyo a los procesos de Soberanía Alimentaria, dotado de una perspectiva política clara tanto en producción como en comercialización. En este marco político de exigibilidad de derechos, se ha apostado de manera central por la creación de la Coordinadora Campesina. Esta instancia de coordinación de segundo grado, surgió como una necesidad de aglutinar procesos de defensa del territorio que ya existían al margen del proyecto. De esta manera, la Coordinadora ha brindado un espacio de trabajo para analizar, consensuar y articular, bajo un mismo paraguas institucional, las demandas campesinas relativas a todos aquellos aspectos que afectan a sus modos de vida y economías. Para contribuir a su fortalecimiento, se les ha acompañado en su proceso de definición de demandas a corto y largo plazo para establecer una agenda de incidencia estratégica y operativa. En esta misma línea, se ha impulsado al grupo de productores cantonales Asosigsig. El logro fruto del trabajo de ambas instancias ha sido la aprobación de dos Ordenanzas Municipales: una que regula la comercialización de productos agroecológicos en Sigsig, y otra que viabiliza la protección de fuentes y vertientes.

Por último, se ha fomentado el análisis crítico con las organizaciones campesinas para establecer posicionamientos y exigencias consensuadas y priorizadas y hacer llegar estas demandas al municipio. Al mismo tiempo, se ha conseguido comprometer al Gobierno Provincial para que realice los aportes necesarios para la dotación de infraestructura de agua para riego, en complementariedad a las obras ya realizadas mediante el proyecto.

Compartir

Suscríbete a nuestro Boletín

Twitter