AECID ECUADOR AECID ECUADOR AECID – Ecuador

8M “No es fácil desempeñar un cargo en entidades que siempre fueron administradas por hombres” 

Diana Paola Banchón, primera presidenta mujer de FENCE

El trabajo por los derechos de las personas con discapacidad es una prioridad de la Cooperación Española en Ecuador. Junto a varias federaciones ecuatorianas de discapacidad, el Consejo Nacional de Igualdad en Discapacidades y la Unión Europea, el programa “Acortando Distancias” busca fomentar la inclusión educativa en el país para dar oportunidades a niños y niñas con discapacidad.

La Federación Nacional de Ciegos del Ecuador (FENCE) es una entidad que agrupa a varias asociaciones de personas con discapacidad visual en el país, impulsando iniciativas para la construcción de una sociedad inclusiva. Pese a sufrir discriminación por motivos de género también dentro de su espacio de trabajo, Diana Paola Banchón decidió postularse a la presidencia de FENCE.

No ha sido fácil desempeñar este cargo en una federación que por 33 años fue administrada por hombres”, en el camino se va adquiriendo la experiencia, buscando soluciones a los problemas que surgen día a día en esta administración. 

Actualmente a sus 35 años, dirige proyectos que buscan insertar a las personas con discapacidad visual en el mundo laboral y en el arte. Diana Banchón asegura que “solo un 14,46% de personas con discapacidad visual tiene un trabajo”. Señalando además que uno de sus principales objetivos es “buscar apoyo para que los miembros de las diferentes organizaciones que conforman FENCE puedan realizar actividades que vinculen a las personas con discapacidad en la música, y a su vez para que se reflejen en las estadísticas futuras la participación de las mujeres en cargos públicos”.

 ¿Qué dificultades encuentran las mujeres con discapacidad en el Ecuador?

Las dificultades que encuentran podemos decir que todavía existe algo de machismo, la sobreprotección de los padres y desde luego la falta de autonomía, ya que si no hay autonomía no podemos salir de una sobreprotección a la cual nos han limitado en este caso nuestros padres, nos hacemos dependiente ya sea de nuestra familia o de otras personas y esto no permite que nos desarrollemos a nivel personal.

¿Qué acciones desarrolla su organización para reducir las brechas de las mujeres con discapacidad?

Durante mi administración, esto es desde enero del 2018 hasta la presente, hemos tenido algunos talleres de Motivación, Liderazgo y Prevención de la violencia dirigido a mujeres con discapacidad visual de todo el país. Se lo dictó en tres sectores: costa, sierra y orientes. Esto se pudo dar gracias a los fondos que hemos recibido del  Ministerio de Inclusión Económica y Social MIES y de otros amigos cooperantes a través de las gestiones realizadas para poder continuar con la formación, en este caso los talleres, y que los mismos sean de manera gratuita, para poder continuar en el proceso de la formación del conglomerado.

¿Qué relación podemos encontrar entre la educación inclusiva y los derechos de las mujeres con discapacidad?

Hablando de educación inclusiva y el derecho de tener la oportunidad de estudiar, hay que ser realistas, todavía falta parar ser una verdadera educación inclusiva. Faltan docentes preparados para dar el servicio a esa accesibilidad e inclusión que se está buscando. En la parte de derechos es importante conocerlos para poder defenderlos.

¿En qué ha consistido el apoyo de la Cooperación Española y la UE?

Esta cooperación, esta ayuda es muy importante, ya que no contamos con recursos propios económicos. Gracias a este tipo de organismos, apoyamos y fortalecemos a nuestros niños y niñas con los textos inclusivos gratuitos. De esta manera, podrán tener una verdadera accesibilidad al estudio. También prepararemos a nuestros docentes quienes brindaran una educación de primer nivel y con las técnicas apropiadas, y todo esto es gracias a esta cooperación y la ayuda que la misma nos fomenta.

Compartir

Suscríbete a nuestro Boletín

Twitter